Supervivientes de Stalingrado Ver a tamaño completo

Supervivientes de Stalingrado

«Una mañana temprano, la infantería enemiga desató unos feroces fuegos artificiales detrás de nuestras posiciones, hacia el puesto de mando del batallón. Era perfectamente distinguible la lenta cadencia de los subfusiles ametralladores de los rusos y de las ágiles respuestas de nuestras ametralladoras. A continuación llegaron las detonaciones de las granadas de mano. ¿De qué iba todo esto? Los rusos habían empleado la tubería de alcantarillado abierta al Volga para infiltrarse detrás de nuestras posiciones, y habían salido por el extremo de la estación de ferrocarril empujando las tapas de alcantarillado sin ser detectados».
Sobre la contraofensiva soviética de noviembre de 1942 y los combates posteriores hasta la rendición de las últimas unidades alemanas en Stalingrado en febrero de 1943 se han publicado multitud de crónicas, que podríamos calificar de ortodoxas, algunas de ellas excelentes. Con este trabajo nos encontramos ante algo diferente. Se trata de un cuidado compendio de relatos de primera mano, de testimonios inéditos de supervivientes, una recopilación única de experiencias vividas en el interior de la bolsa de Stalingrado.

Más detalles


Colección: Sin catalogar

Autor: Sin catalogar

1 artículo disponible

Atención: Quedan pocos!

23,75 € IVA incl.

Rebajado!

-5%

25,00 € IVA incl.

En el punto álgido del invierno ruso, con escasez creciente de todo tipo de suministros, con el hambre y las enfermedades causando estragos, la lucha continuaba con la esperanza menguante de un rescate que nunca llegaría.
Algunos testimonios se dejan pocas cosas en el tintero y relatan episodios intensos y terroríficos de combate; la «Rattenkrieg» o «guerra de ratas» urbana, que muchos veteranos describieron como «peor que el infierno». Todo está aquí, desde la espantosa cacofonía de los cohetes Katyusha —los infaustos «Órganos de Stalin»— hasta el horror visceral de encontrarse sin armas contracarro ante un T-34 que se abalanza a toda velocidad; desde ver caer a compañeros por el fuego de un francotirador invisible a la brutal realidad de la lucha cuerpo a cuerpo.