Por qué me comí a Padre Ver a tamaño completo

Por qué me comí a Padre

El fin del Pleistoceno La evolución no fue como te la habían explicado. Esta es la crónica del primer homínido que se inventó eso que llamamos progreso: Edward domesticó el fuego; mejoró las viviendas y los suministros; impulsó una dieta rica en proteínas; fomentó la agricultura, la industria, las artes y la cultura, y promulgó la diversidad genética. En definitiva, hizo todo lo que pudo por ayudar a la especie en su lucha cotidiana contra la extinción... aunque no siempre con la comprensión de sus congéneres.


Editorial: Gigamesh

1 artículo disponible

Atención: Quedan pocos!

13,30 € IVA incl.

Rebajado!

-5%

14,00 € IVA incl.